Diferencias entre una mamografía y una ecografía de mama
Diferencia entre una mamografia y una ecografia de mama estudios especializados

Diferencias entre una mamografía y una ecografía de mama

Son fundamentales las pruebas diagnósticas como método para conocer si todo está en perfectas condiciones o si hay que alertarse por algún motivo. Las más comunes son la ecografía de mama y la mamografía. Pero ¿Conoces la diferencia entre ambas?

¿En qué consiste la mamografía?

Cada una tiene sus peculiaridades. La más utilizada para la detección precoz del cáncer de mama es la mamografía. Se trata de una técnica que, mediante una mínima radiación, muestra imágenes del interior de los senos de la mujer. Es tan eficaz que puede mostrar cambios en la mama mucho antes de que algún médico o la paciente lo noten.

Aunque el protocolo en la sanidad pública habla de comenzar a realizarse las mamografías a partir de los 50 años, es recomendable que desde los 40 las mujeres se hagan este estudio cada año. Obviamente, en mujeres con antecedentes de cáncer de mama o de ovarios hay que comenzar antes de esa edad a realizarse prueba de cribado.


También puedes leer: Cinco datos importantes sobre las mamografías


¿Cómo se realiza una mamografía?

Durante la misma, colocas la mama en la unidad de mamografía y la comprime de manera gradual. De esta forma se consigue que todos los tejidos se vean, alargándolos para que no quede ninguna zona oculta. Además, el hecho de que la mama permanezca firme e inmóvil hace que la imagen se vea más nítida.

Los datos son muy positivos. Las mamografías evitan el 30% de los fallecimientos por cáncer de mama, ya que nos permite ver pequeños tumores y facilitar un rápido tratamiento.

¿En qué consiste una ecografía de mama?

La ecografía de mama es una prueba que examina los senos mediante ultrasonidos. A través de un pequeño aparato, denominado transductor, podemos ver la imagen de las mamas de la paciente.

Por sí sola, esta prueba no suele mandarse como test para la detección del cáncer, sino como complemento. No obstante en mujeres con mamas densas, con menos tejido adiposo, la inclusión de una ecografía en el protocolo mejora la detección de esta enfermedad.


Conoce más de: Ecografía de mama ¿sabes qué es?


Se trata de una prueba indolora que no necesita ninguna preparación, aunque se suele recomendar no utilizar ninguna loción hidratante en la zona ni desodorante. Este examen es muy eficaz para encontrar pequeños tumores que aún no se han extendido a los ganglios linfáticos. Permite distinguir entre una masa sólida y un quiste y ayuda a encontrar un tumor cuando el pezón produce secreciones transparentes o con sangre. También es un método que se utiliza en el caso de ser necesaria la realización de una biopsia de mama, funcionando como una guía.

Por qué es importarte de la autoexploración

Estas dos pruebas son fundamentales a la hora de una detección precoz, pero también es muy importante que conozcas cómo autoexplorarte. Cada mes es importante mirarse en el espejo unos minutos y comprobar si las mamas han cambiado de tamaño, forma o color o si presentan algún tipo de deformidad.

Si al hacerse la autoexploración nota algo diferente en sus mamas, no esperes y pide cita en Estudios Especializados Diagnósticos para estudiar su caso en profundidad.

¿Con quién puedo hablar si tengo preguntas o si deseo agendar una cita?

Puedes comunicarte con nosotros y responderemos tus dudas al (81) 8348 7824 o al (81) 8348 2956. Si deseas agendar una cita puedes comunicarte a los mismos números telefónicos. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9am a 6pm ó Sábados de 9am a 1pm.

También puedes visítanos en HOSPITAL GINEQUITO – Hidalgo 1842 Pte. Col. Obispado, Monterrey, N.L. (Planta baja)

Deja un comentario